Garantizamos la seguridad de personas y bienes en empresas y particulares que nos confían esta responsabilidad. A través de medios humanos, de medios electrónicos o de la conjugación de ambos (integrados), procuramos corresponder a todas las necesidades de nuestros clientes en los siguientes campos:

Nuestros profesionales están protegidos legal y socialmente, lo que nos convierte en un equipo fuerte, competitivo y motivado.

Cómo lo hacemos

Utilizamos procesos sencillos, y sobre todo transparentes, en la ejecución de cualquier servicio o suministro de cualquier producto. Nuestros servicios están bajo permanente escrutinio por parte del cliente, permitiendo su permanente perfeccionamiento. En los servicios promovemos el establecimiento de procedimientos escritos claros que permiten que su escrutinio sea objetivo y medible.

Además de los procedimientos de seguridad propios de cada cliente, nuestros profesionales se ven obligados a procedimientos técnicos y códigos de conducta de observancia obligatoria. El plan se efectúa de acuerdo con lo que resulta del estudio de seguridad previamente elaborado que, según se ha referido, tendrá en cuenta las necesidades particulares de cada cliente.

Estas necesidades son revisadas, cada seis meses, mediante estudios de seguimiento que tendrán en cuenta la evolución de la empresa tanto en sus dinámicas de negocio –que pueden dar origen a otros desafíos a la seguridad– como a la evolución de sus condiciones físicas, tanto si son perimétricas como incluso periféricas. Este seguimiento es fundamental para el éxito de la operación.